FaiciMealla

FaiciMealla en Front 13 de Diciembre de 2017

¿Cuáles son los 4 consejos de ahorro que nos deja la carrera de Usain Bolt?

Increíble. Un crack. Una leyenda.

Sobran los adjetivos para describir al hombre más veloz de la historia que, a lo largo de su carrera, logró acumular más de 20 medallas doradas en competencias internacionales. Difícil era no asombrarse a medida que fue rompiendo record tras record. Es más, hasta llegó un momento en que lo hacía parecer fácil.

Pero como espectadores, hubo algo que siempre nos perdimos:  si bien sus carreras duraban cuestión de segundos o minutos, lo que no vimos fueron todos los años de entrenamiento y sacrificios que lo llevaron a esos momentos de gloria que tal vez nos hicieron pensar que son “personas con suerte”.

Esa sensación de que la fortuna esta de su lado es también parecida a la que a veces nos genera ese compañero del trabajo que siempre tiene ahorros para irse de vacaciones a lugares exóticos.  Pero no es casualidad. De hecho, resulta que hay muchos paralelismos que recoger de la carrera de Usain Bolt sobre cómo establecer objetivos financieros, trabajar para lograrlos y ganar, comenzando con la lección más importante de todas:

1. Ganar una medalla de oro lleva tan sólo un momento; prepararse para ese momento lleva toda una vida.

En la vida real, los atletas comen, duermen y respiran su deporte durante años. Cada mañana, se despiertan y se hacen una pregunta: "¿Quiero volver a dormir, o quiero ganar una medalla de oro algún día?" Escoger constantemente el objetivo de mañana sobre el de hoy es la clave para el éxito de un atleta. Este fue el caso de Usain Bolt, que desde los 12 años empezó a construir su gloriosa carrera.

En cada caso, buscar el éxito financiero (pagar la casa de tus sueños, jubilarte temprano o lo que sea importante para vos) requiere la misma disciplina que para cumplir tus objetivos. Lo que va a marcar la diferencia va a ser cada vez que te replantees si es necesario cambiar el auto cuando el que ya tenés funciona bien, o aumentar gastos que no son tan necesarios en lugar de ahorrar para objetivos más grandes.

2. Vas a fallar. Sólo tenés que volver a levantarte.

Esta es otra verdad sobre los atletas: a veces, rompen con su rutina. A veces se quedan durmiendo y llegan más tarde a entrenar. A veces tropiezan con un obstáculo y se caen. A pesar de las espectaculares propagandas que los muestran como genios o dioses, estas son personas que se equivocan.      

Vos también vas a tropezar. Y no estoy hablando de escaparse un fin de semana a la playa con amigos o comprarte entradas para ir todos los días al Lollapalooza. Esas cosas son necesarias para mantenerse feliz y equilibrado, como los gustitos que uno se puede dar mientras está haciendo dieta. Estoy hablando de una caída real, como alquilar un departamento para irte a vivir sólo cuando sabés que te vas a estar al límite para mantenerte todos los meses o gastarte la plata que tenés ahorrada para casos de emergencia.

El énfasis no está en la caída, por supuesto, sino en lo que haces a continuación. Al ver los Juegos Olímpicos, te puede resultar obvio que los argentinos amamos a los ganadores, pero ¿sabés qué es lo que amamos aún más? Una historia de regreso. Los héroes que enfrentan un evento desafortunado y vuelven a levantarse. Usain Bolt fue eliminado en su primera competencia en los Juegos Olímpicos por una lesión en la pierna izquierda. No importa cuán oscuros sean tus días, recuerda que puedes regresar.

3. Ganar requiere un sacrificio real, pero también dinero real.

Otro costo de la gloria olímpica que no aparece en la televisión es el dinero que se gasta para poder alcanzarla. Por ejemplo, los mejores nadadores olímpicos gastan aproximadamente cien mil dólares por año para cubrir sus gastos de entrenamiento.

Pero estos costos también pueden venir con riesgos cuando se apuesta todo a un objetivo: los padres de Ryan Lochte, el principal rival olímpico del nadador Michael Phelps, perdieron su casa en 2014 al no poder pagar la hipoteca.

Cuando establezcas un objetivo, sé realista sobre lo que te puede costar llegar allí. Construir la casa de tus sueños para cuando te retires y que luego tengas que enfrentar gastos que te desborden puede ser un desastre. Empezar tu propio negocio y no predecir con precisión los costos iniciales puede ser también fatal para tus finanzas. Los sueños cuestan dinero real, así que planificalos. Tal vez www.front.com.ar pueda darte una mano con tus ahorros para la construcción de tus metas.

4. Andá por el oro, pero tené un plan B.

Los atletas de alto perfil pueden obtener un gran incentivo monetario después de ganar en los Juegos. Pero hay que tener en cuenta que los números no favorecen a la gran mayoría: hay más de 10,000 competidores en 300 eventos. La gran mayoría no ganará una medalla ni obtendrá aportes para mantenerse o pagar sus deudas.

Entonces, aunque todos merezcan una oportunidad de perseguir sus sueños y el romance de ir por el oro sea seductor, el realismo siempre tiene que estar bien presente. No dejes de pensar en abrir ese negocio o tomarte un año libre para viajar. Pero no renuncies a tu trabajo diario hasta que tengas un sólido colchón de ahorros, no vaya a ser que el sueño de tu vida se convierta en una pesadilla.


consejos
ahorro
finanzas
Fintech
frontips

¡COMENZÁ A ESCRIBIR AHORA!

Todos pueden formar parte de Verum. Creá tu cuenta y comenzá a compartir tus opiniones.

Comenzar
ARTÍCULOS RELACIONADOS
COMENTAR
  • No hay comentarios aún...